Vettel abre la temporada con victoria en Australia

Ferrari
Sebastian Vettel logró el triunfo en el Gran Premio de Australia 2018 cuando él y Ferrari realizaron una correcta estrategia en los pits del circuito de Albert Park. Lewis Hamilton en segundo. Sergio Pérez en 11°

Sebastian Vettel repitió el triunfo de la temporada 2017 en el Gran Premio de Australia para imponerse en la primera carrera de la campaña 2018 para un 1-3 de Ferrari, con Kimi Räikkönen ocupando el último escaño del podio.

Vettel logró su podio número 100 dentro de su trayectoria en la Fórmula 1 y su victoria número 48 dentro de la máxima categoría. Además de ello, dio un gran resultado para Ferrari en su carrera 950 dentro de la Fórmula 1.

El mexicano Sergio Pérez no logró sumar puntos a pesar de recortar su diferencia contra el español Carlos Sainz, Force India, a menos de un segundo.

La carrera
El arranque no vio cambios en las tres primeras posiciones. Aunque Kimi Räikkönen atacó por la parte externa a Lewis Hamilton, no logró su cometido. Detrás, Sebastian Vettel mantuvo el tercer sitio.

Sin embargo, detrás de ellos, el danés Kevin Magnussen, Haas, adelantó a Max Verstappen, Red Bull Racing, para tomar la cuarta posición, dejando al holandés entre los dos coches de la escudería americana y a merced del francés Romain Grosjean.

La carrera se mantuvo sin grandes movimientos en el liderato hasta el décimo giro, cuando un trompo de Max Verstappen en el primer sector del circuito de Albert Park, permitió que Grosjean tomara el quinto escaño. El RBR del holandés sufrió daños importantes cayendo hasta el octavo sitio y permitiendo el avance Daniel Ricciardo al sexto sitio.



Con una ventaja de tres segundos y viéndose incapaz de descontarla, Kimi Räikkönen fue el primero de los líderes en entrar a la zona de pits, esto en el giro 19, colocando neumáticos blandos. Un giro después, el líder de la carrera hasta ese momento hizo lo propio para seguir la misma estrategia de Iceman, dejando así a Sebastian Vettel en el primer puesto.

El equipo Haas siguió la estrategia de los líderes y en el giro 14 llamó a Kevin Magnussen, cuarto hasta ese momento, a la zona de pits. El danés recibió neumáticos superblandos, pero ni siquiera completó un giro más dado que el motor Ferrari presentó fallos y lo obligó a abandonar.

La suerte no mejoró para el equipo americano y Romain Grosjean, quien ya era cuarto tras el abandono de su compañero, también abandonó tras su salida de boxes luego de que uno de sus mecánicos no colocara correctamente un neumático. El incidente obligó a que su monoplaza quedara detenido en la curva 2, obligando al primer Virtual Safety Car de la temporada.

La reducción de velocidad de todos los competidores fue el momento perfecto para que Vettel hiciera su única parada en boxes. El alemán salió apenas unos metros por delante de Hamilton para conservar el liderato sobre el ganador de la pole position.

El uso de maquinaria para el retiro del monoplaza de Haas obligó a que la FIA llamara al ingreso del Safety Car a la competencia.

El reinicio no resultó problemático para Vettel quien mantuvo al Mercedes de Hamilton detrás de él. Ambos pilotos se despegaron del resto.



Fernando Alonso avanzó hasta la quinta posición, esto tras recuperar el sitio luego de que los comisarios obligaron a Max Verstappen a devolverle la posición tras adelantar al español en una zona de banderas amarillas.

Con 12 vueltas para el final, Sergio Pérez redujo a un segundo su diferencia contra Carlos Sainz en la lucha por el último puesto que otorga puntos. El español de Renault sufrió por unos instantes de pérdida de potencia, pero de inmediato fue solucionado desde el box de la marca gala para mantener la contienda con el mexicano.

Adelante, Hamilton veía como un segundo de diferencia era eterno para alcanzar al Ferrari del alemán. A través de la radio de Mercedes, el actual campeón el mundo avisó que iniciaría el ataque sobre Vettel para conseguir la victoria. El incremento de ritmo lo llevó a bloquear su neumático delantero derecho y salir de la pista, abriendo la diferencia contra Sebastian a más de dos segundos.

A pesar de ello, el cuatro veces campeón del mundo y piloto de Mercedes no se rindió y en menos de dos vueltas ya estaba de nueva cuenta a 1.1 segundos de Vettel en la diferencia. La posibilidad de pelear por el triunfo terminó a cinco vueltas del final cuando Hamilton de nuevo perdió ritmo ante el alemán, llegando a los 2.5s de diferencia.

Detrás de ellos, el drama se centraba en la contienda entre Carlos Sainz y Sergio Pérez por el décimo sitio. El piloto del equipo Renault reportó que sentía náuseas por el agua bebida durante la carrera. El integrante de la casa francesa perdió ritmo y el mexicano de Force India se acercó a 0.8 segundos de diferencia. A pesar de esa situación, el mexicano no le quitó el décimo puesto.

Vettel cruzó la bandera de cuadros con una ventaja de cinco segundos sobre Lewis Hamilton, dejando a Kimi Räikkönen en el tercero.

Red Bull unicó a Daniel Ricciardo y Max Verstappen en el cuarto y sexto sitio respectivamente, con Fernando Alonso alcanzando el quinto sitio.

Nico Hulkenberg, Valtteri Bottas y Stoffel Vandoorne, completaron del séptimo al noveno puesto.

Fuente: MotorSport

Acerca de Pablo Tedesco 2265 Articles
Developer Fullstack/Community Manager