Peñarol despachó sin despeinarse a un inexpresivo Atenas y sigue en lo más alto del Torneo Clausura

Gabriel Fernández

Peñarol despachó sin despeinarse a Atenas, sigue en lo más alto del Torneo Clausura y se metió de lleno en la pelea por la Tabla anual que es liderada por su tradicional adversario.

Todo amarillo y negro… El dueño de casa, sin ser nada del otro mundo, controló por completo balón y terreno y con el infaltable gol de Gabriel Fernández marcó la diferencia en el scorer.

Dominio absoluto con un Cristian Rodríguez marcando el ritmo ante un inexpresivo Atenas que se limitó a defenderse como pudo. La terminó sacando barata, por la falta de contudencia del aurinegro, que tras la conquista que cayó a los quince minutos, pasó de intenso a apurado, confundiendo roles y perdonándole así la vida a su oponente.

Bombazo y se bajó la cortina… Complemento también en amarillo y negro. Todo del dueño de casa, que manejó a su antojo el balón, sabedor de su infinita superioridad y más jugando con un hombre de más (expulsión de Maximiliano Pereyra en los últimos minutos del primer tiempo).

No pisó nunca el acelerador, tampoco profundizó en demasía, no desgató energías. El bombazo de Lucas Hernández que rompió el arco carolino le bajó la cortina a un partido que contó con un espectador de privilegio, Kevin Dawson que hasta su puede afirmar pasó frío en el arco.

Peñarol solvente y más puntero que nunca…

Fuente: Tenfield

Acerca de Pablo Tedesco 2261 Articles
Developer Fullstack/Community Manager