Paliza de San Antonio a Toronto, primer triple-doble de DeRozan y Popovich condena los abucheos a Kawhi Leonard

DeMar DeRozan
Los Spurs pasaron por encima de unos Raptors que no pudieron recuperarse de un 19-2 de parcial en el primer cuarto. DeRozan y Kawhi fueron, efectivamente, los grandes protagonistas. Aunque por distintos motivos.

Uno de los partidos más esperados de la temporada era el Spurs-Raptors. El motivo, el traspaso que ambas franquicias completaron el pasado julio y que, entre otros, involucró a los jugadores franquicia tanto de San Antonio como de Toronto.

Un partido que había causado una enorme expectación, pero de pobre espectáculo sobre el parqué. El motivo, el parcial de 19-2 con el que los texanos dejaron visto para sentencia el duelo aún en el primer cuarto (34-11). Aún sin Lowry, los canadienses fueron incapaces de recuperarse del golpe. Siguen sin salir del bache por el que atraviesan las últimas semanas.

Todo lo contrario que unos Spurs que han ganado 10 de sus últimos 14 compromisos. Una racha que no les permite ser el mejor equipo de la NBA en la actualidad (ahí están los Bucks, Pacers, Nuggets y, sobre todo, los Rockets de James Harden), pero que les coloca ya con un 22-17 de récord y un colchón ya de 2,5 partidos sobre el noveno clasificado en el Oeste.

Así que sin emoción en la cancha, toca centrarse en los protagonistas. Empezamos por un DeMar DeRozan que no pisará Toronto hasta el 22 de febrero, pero que ya conoce el sabor de aquello de la venganza se sirve fría. En la víspera comentó que no tenía ningún motivo para hablar con Masai Ujiri, el general manager que le traspasó tras nueve cursos en Canadá para acomodar a Leonard, y en el encuentro dejó claro su mensaje firmando el primer triple-doble de su carrera. Curioso que este no haya llegado hasta su aparición número 714 en regular season. 21 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias (al descanso ya levaba un 19+10+5) que le convierten en el héroe de unos Spurs. Pero no fue el único que destacó en un encuentro en el que Pau Gasol no jugó por decisión y debutó Lonnie Walker IV, número y 18 gran apuesta de los de Popovich en el último draft.

Eso en cuanto a San Antonio. En el bando contrario se encontraban dos hombres que fueron campeones en 2014 y que defendieron a las espuelas a lo largo de los ocho y siete anteriores campañas. La franquicia agradeció el servicio de Danny Green y Kawhi Leonard con el ya tradicional vídeo homenaje que se proyecta en los pabellones NBA. Pero el público, la antigua afición de ambos, guardó posiciones claramente enfrentadas para ambos.

Aplausos y ovación de agradecimiento para Green y abucheos antes y durante hacia el hombre que estaba llamado a tomar el testigo de la franquicia como sucesor de Tim Duncan. Señalando a la prensa, Kawhi Leonard (21 tantos, máximo artillero visitante) explicó que esperaba ese recibimiento tan hostil.

Fuente: NBA

Acerca de Pablo Tedesco 2186 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.