Fénix tuvo todo a favor pero no pudo con Nacional

Fénix

La descarga de Bergessio, el “pisala ahora” que le gritó a Carrasco mientras volvía al medio tras anotar en la hora el empate, es un buen resumen de la bronca que sintió Nacional durante toda la tarde en el Capurro.

En el primer tiempo el entrenador de Fénix le había pisado la pelota a Neves cuando el volante fue a buscarla al banco del equipo local. Nada que llame la atención. Con ningún DT del fútbol uruguayo el ambiente tiene la condescendencia que tiene con Carrasco. Hace lo que quiere, dice lo que quiere, desprecia a quien quiere, gana tres partidos y da clases de cómo deben jugar todos los equipos del mundo.

Adentro de la cancha el Tricolor también había sido perjudicado. Cunha no expulsó a Maximiliano Cantera por una plancha en el pecho sobre Rafael García y el línea anuló mal un gol de Bergessio por fuera de juego inexistente y no convalidó un clarísimo gol tras un tiro libre de Santiago Rodríguez que entró medio metro en el arco de Fénix.

Aún así Nacional lo empató en la hora porque fue mucho más que Fénix, quien fue superado y no asumió el protagonismo del que hace gala su entrenador. Ni siquiera pudo defender por dos veces la ventaja de dos goles que tuvo en el marcador. Los de Gutiérrez con convicción, ganas, intensidad y decisión se llevaron el empate sobre el final.

Iba apenas un minuto y Fénix ya estaba en ventaja. Luego de una gran jugada colectiva Alex Silva puso el 1 a 0 y el Capurro deliró.

Paciente, Nacional buscó los caminos hacia el arco por las bandas y por el medio. El local se metió atrás, regaló la pelota y se defendió. Cuando la recuperó salió con pases lanzados hacia las puntas y con Leonardo Fernández como referencia de juego por el medio.

Cuando peor la pasaba Fénix, Fernández anotó el 2 a 0 con un tiro que se desvió en Angelleri y descolocó a Conde.

Pero más allá de los dos goles, el equipo de Carrasco no daba seguridad atrás. Y Nacional aprovechó. Primero llegó el descuento de Bergessio a los 31 y un minuto después el empate de Santiago Rodríguez.

Con el 2 a 2 el partido no perdió voltaje. A pesar de que Nacional tenía más la pelota, las veces que iba Fénix lastimaba. En el final del primer tiempo Fernández hizo un gol fantástico para adelantar de nuevo a su equipo.

En el segundo tiempo llegó el cuarto de Fénix, tras un tiro de Mathías Acuña en el que Esteban Conde no respondió bien.

Otra vez los de Carrasco tenían el partido encaminado, dos goles de diferencia y ante un rival que estaba para el cachetazo.

Gutiérrez hizo variantes para darle poder ofensivo al equipo y lo consiguió. Desbocado, se lanzó en busca de revertir el marcador. El descuento de Octavio Rivero a los 74 le dio a Nacional una esperanza y al partido un pico de adrenalina. Entonces llegó el gol mal anulado a Bergessio por fuera de juego, el insólito gol que no le convalidaron a Rodríguez, el 4 a 4 de Bergessio en el último minuto y el «picala ahora» que derivó en la expulsión del centrodelantero tricolor.

Fuente: 180

Acerca de Pablo Tedesco 2261 Articles
Developer Fullstack/Community Manager