El Barça y Madrid empatan por la Copa del Rey

Barça Madrid

Barça y Madrid firman tablas tras un gran inicio madridista con gol de Lucas Vázquez y una gran reacción azulgrana, con tanto de Malcom

El Bernabéu decidirá la semifinal de Copa entre el Barça y el Madrid, después de las tablas del Camp Nou en un partido en el que ambos equipos optaron por no sufrir excesivo daño. El Madrid se adelantó en un gran inicio de partido, con un gol de Lucas Vázquez a los cinco minutos, y Malcom, sustituto de Messi, empató en el inicio del segundo tiempo. El Madrid dejó escapar una oportunidad de sentenciar, o casi, en la ida, mientras el Barça exhibió competitividad para resistir, reaccionar y ganarse alguna ocasión para un mejor resultado.

Messi, que acabó ‘tocado’ en el partido de Liga contra el Valencia, comenzó en el banquillo. Valverde le dio la oportunidad a Malcom, que acabó siendo el gran protagonista en azulgrana tras un inicio nerevioso. El conjunto barcelonista resistió un inicio de partido brillante del Madrid, que sin embargo abusó de conservadurismo cuando tuvo contra las cuerdas a un Barça que volteó una situación delicada y hasta tuvo sus opciones en el tramo final.-

La entrada del Madrid en el partido fue dominante. Cogió el balón, se lo escondió al Barça y presionó sobre el área de Ter Stegen. El meta alemán rechazó un disparo de Kroos en la primera llegada blanda, pero a la segunda ni él, ni Semedo, en una de las pocas ocasiones en que Vinicius se libró de su marca, ni Jordi Alba, que calculó mal el salto y facilitó la asistencia de Benzema, ni Lenglet, que no llegó a evitar el remate fácil a gol de Lucas Vázquez, evitaron el 0-1.

El Madrid había logrado su primer objetivo, pero desperdició la ocasión de sentenciar a un Barça aturdido. Tras pérdidas gravísimas de Coutinho, Rakitic y Busquets, el Madrid perdonó porque la definición de Vinicius fue catastrófica, especialmente en dos oportunidades en que desperdició superioridades numéricas.

El Barça aguanta

En los minutos en que tuvo enfrente un Madrid superior, el Barça sobrevivió porque Piqué se agigantó en defensa, Arthur cogió galones en un centro del campo muy impreciso y porque Semedo, que controló a Vinicius, y Malcom, que comenzó muy mal y falló un mano a mano con Navas pero fue entrando en juego y acabó siendo la mejor baza de la delantera, explotaron la autopista que dejó un Marcelo en muy baja forma. Un remate de Piqué, un chut de Rakiitc al larguero y un chut de Suárez, que no se entendió con Malcom, pudieron equilibrar un partido al que el Barça supo regresar tras un arranque muy flojo.

Malcom recogió el premio a sus ganas de apovechar la oportrunidad que le había brindado Valverde marcando el gol que cambió definitivamente el rumbo del partido, justo cuando el Camp Nou reclamaba a Messi y el argentino comenzaba a calentar. Subió por su banda con espacio por primera vez en el partido, Lenglet lo vio y le dio el balón en profundidad. Keylor rechazó ante Alba, pero el rechace lo recogió Suárez, que tiró de lejos al palo. Y el rechace fue a parar a Malcom, que con una rosca sutil con la izquierda introdujo el balón en la portería y provocó el delirio.

El Barça buscó el efecto Messi, que había empezado a calentar poco antes del gol, en los minutos finales. Generó una falta en la frontal, cometida por Ramos, y enfiló la portería de Navas tras un tuya-mía con Semedo, pero el Madrid volvió a salir de la cueva en los minutos finales, en busca del golpe de gracia. Valverde dio entrada a Aleñá, pero el Barça se frenó y ambos parecueron dar por bueno dejar la sentencia para la vuelta.

Fuente: Mundo Deportivo

Acerca de Pablo Tedesco 2251 Articles
Developer Fullstack/Community Manager