El Barça venció al Leganés

Barça
Dembélé, en su mejor momento, marcó y se lesionó y la entrada de Messi rescató al conjunto azulgrana

Jugar contra el Leganés significa, esta temporada al menos, indigestión para el Barça

La visita a Butarque le costó tres puntos en la primera vuelta y en la segunda tuvo que picar piedra para asegurarse el triunfo en el Camp Nou. La noche fue poco lucida y se cobró además la lesión de Dembélé, seria, justo en su mejor momento desde que fichó por el Barça. El francés fue el abrelatas ante un Leganés ultradefensivo en el primer tiempo, marcó y lideró al equipo. Un gol de Suárez estableció el 2-1 tras un gol de Braithwaite, increíble premio para lo poco que había hecho el Leganés, y Messi, con un nuevo golazo a pase de Alba (dos asistencias más) cerró el marcador.

Messi descansó de entrada. Dembélé cogió el rol del argentino. Y, cuando se lesionó el francés, ahí estaba Leo para hacer de Leo. Otras rotaciones afectaron a la medular: Aleñá y Arthur en los interiores no pudieron dar al Barça, con un Leganés muy cerrado, la velocidad de balón que se necesitaba para hacer daño. Y, pese a que por momentos el Barça pareció tener el partido controlado, hubo que trabajar hasta el final, Leo marcó en el descuento. Y se fue hasta los ¡siete minutos! de añadido, siendo perjudicado por el tiempo que el meta Cuéllar, entre otros, había perdido antes, incluidas provocaciones continuas a Suárez y teatro tras el gol del uruguayo.

Con un dominio inicial sin ocasiones, era necesario para el Barça marcar un primer gol y forzar al Leganés a hacer alguna propuesta futbolística. El gol llevó la firma de Dembélé, que ya había sido el único jugador que rompía el tupido muro visitante.

El francés, habitualmente demoledor a campo abierto, demostró que también tiene clase sin espacios. Se movió entre líneas, dribló, superó líneas de presión y habilitó a compañeros. Ante un Leganés muy cerrado, estaba siendo la mejor arma barcelonista.

Y, un minuto después de habilitar a Suárez con un pase interior que acabó en remate del uruguayo desviado por poco, Dembéle se sacó de la manga la acción que desatascó el tapón pepinero. La jugada la inició Piqué en un córner favorable al Leganés. Le hicieron falta, pero De Burgos Bengoetxea concedió la ley de la ventaja toda vez que el balón llegó al francés y pudo seguir.

A Dembélé le pegaron, le persiguieron, él dribló y superó rivales, abrió para Jordi Alba, al más puro estilo Messi, y la asistencia del lateral fue para el propio Ousmane, que remató a gol ajustando el balón al poste izquierdo de Cuéllar.

Con el Leganés, sin embargo, está escrito que todo tiene que costarle mucho al Barça esta temporada y, a poco de empezar el segundo tiempo, en la primera llegada pepinera, Braithwaite remató a gol un centro de En Nesyri tras un rechace defectuoso de Jordi Alba de un pase largo, con la defensa del Barça lenta en una jugada desafortunada.

El turno de Messi

Vuelta a empezar, con el agravante de que la lesión de Dembélé.

Messi, sin embargo, ya estaba en el campo, después de que Valverde diese por finalizado su período de rotación, y el argentino no tardó en tomar el relevo de Dembélé. Cogió un balón, generó un disparó que repelió Cuéllar y Suárez cogió el rebote y marcó, con ración del teatro del meta del Leganés en el envite.

No fue hasta el descuento que Messi logró cerrar el partido. Jugada magistral del argentino, combinación con Alba y remate magnífico con la derecha tras asistencia del lateral.

Fuente: Mundo Deportivo

Acerca de Pablo Tedesco 2265 Articles
Developer Fullstack/Community Manager