Cinco historias a seguir antes del Draft Combine de la NBA

Cinco historias a seguir antes del Draft Combine de la NBA

El sprint hacia la línea de meta del proceso del Draft de la NBA comienza la próxima semana cuando el Combinado comience el lunes 21 de junio en Chicago. Por primera vez en dos años, proporcionará un foro aprobado por la NBA donde muchos de los mejores prospectos de la clase elegible para el draft de este año pueden medirse entre sí.

Se espera un total de 69 jugadores en el combinado, compuestos en gran parte por jugadores universitarios, pero también con un puñado de especias internacionales. Antes de que concluya el 27 de junio, el combinado debería dar a las oficinas centrales un espacio seguro durante una semana para evaluar a los jugadores antes del draft del próximo mes. Y con la lotería programada para el 22 de junio, la lente a través de la cual los equipos ven el evento también debería enfocarse.

Inevitablemente habrá cambios en la forma en que los equipos ven esta clase hasta la noche del draft el 29 de julio, pero la próxima semana es la evento que dará forma a grandes tablas más que cualquier otro. Aquí hay un vistazo a las historias clave que ingresan a la gran semana.

1. Avances en el campamento de élite de la G League

Antes de que comience el combinado, se espera que 40 jugadores asistan al G League Elite Camp, que se llevará a cabo del 19 al 21 de junio. El evento de tres días es efectivamente una entrada al combinado, donde los mejores jugadores pueden ganar invitaciones al evento. La última vez que se celebró el campamento en 2019, se invitó a 11 jugadores al Combine. De los 11, se seleccionaron cinco jugadores. Entonces, si bien el campamento de élite de la G League no es la evento principal en Chicago, de hecho es importante.

Puedes encontrar la lista completa de asistentes a la G League aquí. Los nombres a seguir incluyen a Mac McClung, Marcus Carr, DJ Carton, Marcus Garrett, MJ Walker, MaCio Teague y Jalen Wilson. Seguramente habrá un puñado de los 40 participantes que lleguen al gran espectáculo y apuesto a que varios provienen de ese grupo.

2. Los jugadores actuales de la G League se unen a la diversión

El recién formado equipo G League Ignite, que ahora entra en su segundo año, estará representado por primera vez en el combinado. Y también estará representado con sus mejores talentos, ya que se espera que asistan los cinco mejores prospectos, Jalen Green y Jonathan Kuminga. Los potenciales jugadores de primera ronda Daishen Nix e Isaiah Todd, clasificados en el puesto 36 y 47 en el CBS Sports Big Board, respectivamente, también estarán disponibles. Los cuatro pasaron por alto la universidad para representar al primer equipo de Ignite como parte de un programa recién llegado de la NBA que servirá como un sistema de desarrollo para los mejores talentos. Esta será la primera oportunidad de ver cómo les va a estos jugadores, no solo contra futuros profesionales, sino también contra jugadores a los que podrían haberse enfrentado a nivel universitario.

Jalen Green pasó por alto la universidad para la G League. Ahora es un candado para entrar entre los cinco primeros. Eye on College Basketball tiene más.

3. Giros internacionales

Sin Josh Giddey, Usman Garuba o Alperen Sengun presentes la próxima semana en Chicago, es poco probable que haya selecciones de lotería del grupo internacional en el Combinado este año. No obstante, jugadores internacionales como Roko Prkacin y Ariel Hukporti están en la mezcla y entre los que vale la pena seguir de cerca.

Prkacin es un delantero de 6 pies 9 pulgadas que ha emergido en los últimos meses como un potencial jugador de primera ronda en el Cibona Zagreb en la Liga Adriática; Hukporti es un jugador de 7 pies de 19 años que juega para Kedainiai Nevezis en Lituania. Ambos han sido productivos al principio de sus carreras profesionales. Emparejarlos con otros posibles jugadores de la NBA será importante para demostrar su valor futuro en la liga y las demostraciones sólidas podrían impulsar sus acciones en una trayectoria ascendente, de manera similar a como lo hizo Luka Samanic en 2019.

4. Ascensores de final de temporada

El golpe del torneo de la NCAA es real. El máximo anotador de la nación, Max Abmas de Oral Roberts, saltó del radar a un potencial de primera ronda gracias a su actuación durante March Madness. La estrella de Baylor, Davion Mitchell, se abrió camino en la discusión del top 10 con su fuerte defensa y pases mientras guiaba a los Bears hacia el campeonato nacional. Y Johnny Juzang fue sensacional como fabricante de tiros para UCLA, desarrollándose en marzo de una interesante perspectiva a largo plazo a los márgenes de la discusión de la primera ronda.

Los tres estarán presentes en el combinado, y los tres tienen varias cosas que demostrar. En general, el trabajo de Mitchell esta temporada probablemente lo solidificó como una selección de lotería, pero Abmas y Juzang son verdaderos comodines que podrían aprovechar sus buenos resultados y establecerse como jugadores entre los 30 mejores si lucen el papel en Chicago.

5. Los factores X

De los 69 participantes en el combinado, solo una pequeña parte de ellos está realmente sopesando la decisión de quedarse o irse. Pero esas decisiones pueden inclinar la balanza para el draft y el panorama del baloncesto universitario la próxima temporada, dependiendo de la dirección en la que vayan.

Josh Primo, estudiante de primer año de Alabama, es uno de los que se desliza en esa categoría. Jugó pocos minutos de rotación para el Tide la temporada pasada, pero su marco de 6-6 y su 38.1% de tiros de triples tiene a los evaluadores de talentos curiosos sobre su potencial a largo plazo. Si regresa a la escuela, es una gran pieza para un equipo de Tide top 10. Si permanece en el draft, tiene los bienes físicos para colapsar en la primera ronda.

El escolta de West Virginia, Miles McBride, es otro a tener en cuenta, y aunque McBride fue más productivo la temporada pasada que Primo, es un talento bajo el radar en el que los equipos están interesados ​​en quién es capaz de ascender al territorio de la primera ronda. Marcus Bagley de Arizona State es otro.

También hay un puñado de otros factores X presentes que encajan en una categoría separada como verdaderos desconocidos que podrían subir o bajar en los tableros de manera importante porque los equipos quieren ver más. Entre ellos se encuentran Isaiah Mobley, Trey Murphy III, Matthew Mayer y JT Thor. La mayoría en ese grupo son de segunda ronda / territorio no reclutado, pero en general, este grupo tiene suficientes dones físicos e intriga para sorprender en Chicago y aprovechar sus casos como talentos listos para la NBA.