Biguá derrotó a Malvín y quedó a un juego de las semifinales

Charle Hinkle

En Malvín comenzaron Mazzarino, Cabot, Souberbielle, McKines y Passos. Por Biguá iniciaron Osimani, Couñago, Hinkle, Warren y Young.

El primer cuarto del partido estuvo muy entretenido y reñido, por el lado del playero el destacado era Wendell McKines que prácticamente no falló en ataque. Mientras tanto en Biguá, Couñago de muñeca caliente junto a Hinkle fueron los encargados de que su equipo lo siguiera de cerca al actual campeón. El final del cuarto fue con ventaja mínima para Malvín 22-21.

En el segundo periodo, Glover salió al campo decidido a aumentar la ventaja y junto con un triple de Cabot el playero de a poco se fue despegando en el marcador 31-24 con 6:20 minutos por jugarse. Malvín cada vez estaba mejor en cancha y con Glover ayudado por Mazzarino aumentó la ventaja 38-29 con 4:19 restantes. Sobre el cierre del periodo el pato fue en aumento en su juego con Meira en gran momento, al final del segundo cuarto 46-42 arriba el playero.

Los primeros minutos del tercero siguieron muy parejos, con Malvín que estuvo arriba y manejó la diferencia, pero por momentos fue muy impreciso. Hubo triples de Massarino y Souberbielle, en momento claves ya que al playero se le hizo difícil y no encontró gol. Biguá descontó a cuenta gotas gracias al trabajo de Osimani que fue la figura. Era el generador del equipo y también anotó un triple. Lo de Rojas siempre destacable, pesó en la pintura y fue otra vía de generación en la zona pintada. A pesar se esto los de Villa Biarritz no dominaban el score. Se fueron al tercer cuarto ganando Malvín por 62-57.

Cuarto final y arrancó mejor el playero que rápido consiguió un parcial de 6-0 con triples Souberbielle y Massarino, parecía que retomaba las cuerdas del juego, pero desde ahí en más se pinchó. Biguá se agrandó y recobró la intensidad. Joaquín Osimani tuvo su mejor pasaje en el juego, dinámico y con buenas lecturas, puso un triple y gol en penetración. Young y Warren cargaron seguido en la pintura y el juego llegó a los último con el marcador igualado. Cabot desde la línea persona fue la vía de Malvín, abrió tres de renta y saboreó el triunfo. Sin embargo un bombazo de Hinkle mandó el juego al alargue.

En el alargue Charle Hinkle fue amo y señor del juego, desde mas allá de 6, 75 y también con lanzamientos de campo fue el hombre gol del pato. Parcial de 11-2 y el juego se iba para Villa Biarritz. Deja la serie 2-1 y enciende las alarma en Malvín. De ganar el próximo jueves Biguá vuelve a semifinales.

El goleador del partido fue Charle Hinkle con 27 unidades, 8 rebotes y 2 recuperos, seguido de Young con 12 puntos y 8 rebotes. En Malvín se destacó Cabot con 16 puntos y 3 rebotes.

Fuente: Doble y Falta

Acerca de Pablo Tedesco 2265 Articles
Developer Fullstack/Community Manager