“Tiene que mejorar”: Peñarol empató y dejó muchas dudas

Foto: Gerardo Pérez

Peñarol dejó una muy pálida imagen en la presentación oficial de Diego López como entrenador. Cedió dos puntos en el arranque del Clausura que no solo lo pueden complicar en este torneo, sino también en la Tabla Anual. Y eso que tuvo todo como para llevar el partido de otra manera…

A los 2 minutos, se encontró en ventaja en la primera situación de juego que generó. El “Lolo” Estoyanoff se fue por derecha y puso la pelota en el corazón del área. El “Toro” Fernández conectó con un frentazo y marcó el 1-0. Diego Melián puso las manos, pero no pudo contener el remate.

Arriba en el tanteador, el aurinegro comenzó a administrar la ventaja y siguió buscando poner en apuros a su rival con la misma arma que mostró en el primer semestre: el juego por las bandas.

Sin embargo, y cuando había hecho muy poco, la “Escuelita” llegó al empate. Michel Araújo se fue en profundidad y cuando enganchó hacia adentro, el argentino Carlos Matheu se lo llevó puesto. Claro penal que ni siquiera llevó a las protestas de los jugadores mirasoles. El atacante de Racing tomó la responsabilidad y con un potente disparo, decretó el 1-1 en 19’.

El equipo de Diego López intentó reponerse rápidamente, pero cayó en constantes imprecisiones que terminaron malhumorando al equipo y también al público que acompañó en el Campeón del Siglo.

En el último cuarto de hora la visita mejoró con la pelota, pero careció de profundidad y peso ofensivo en los últimos metros.

En el complemento, también arrancó todo a pedir de Peñarol porque a los cinco minutos Facundo Bonifazi se fue expulsado.

Con uno menos, Racing se fue replegando cada vez más en su arco y a empezó a conformarse con el empate.

Con el empuje de la gente y un Estoyanoff enchufado, el aurinegro arrinconó a Racing. Pese a ello, seguió fallando en la definición y así fue aumentando el nerviosismo, tanto dentro como fuera de la cancha.

El “Memo” metió mano y mandó a los argentinos Lucas Viatri y Maximiliano Rodríguez a la cancha. La “Fiera” se volcó más atrás de lo habitual intentando organizar el juego, pero le faltó compañía.

Con ganas, pero con pocas ideas, Peñarol llenó de centros el área de Racing. Sin embargo, entre la falta de puntería y las respuesta de Melián, no pudo encontrar el tanto que le diera la victoria.

El aurinegro arrancó el Clausura con empate y ahora deberá poner la cabeza en la Copa Sudamericana. El jueves tendrá una dura prueba ante Atlético Paranaense en Curitiba. La primera presentación del Peñarol de Diego López dejó más dudas que certezas. Hay mucho para corregir.

Fuente: Ovación