Peñarol bicampeón del campeonato uruguayo

Cebolla Rodríguez

El equipo de Alexander Medina fue el que salió con la iniciativa en el primer tiempo y volcó la cancha sobre la izquierda, donde pocas veces Gonzalo Castro pudo desnivelar ante Busquets antes del descanso. En la primera llegada, a los 4’, Oliva probó de afuera y Dawson tapó notablemente abajo. El Chori recogió el rebote pero no pudo definir ante el cierre de Formiliano.

La otra situación de real peligro del primer tiempo ocurrió a los 35’, cuando Zunino aprovechó un pase largo para ganarle la posición a Lucas Hernández y quedar de cara con Dawson. El arquero aurinegro adivinó la intención de su rival, que quiso tirarle el esférico por arriba, y en el rebote llegó antes que Bergessio. En la última del primer tiempo, otra vez apareció Zunino cabeceando a la salida de un córner y le erró al arco por poco.

Peñarol, que priorizó el cero en su arco y casi no atacó antes del descanso, apenas llegó mediante un débil cabezazo de Viatri y un remate de Gabriel Fernández, ambos contenidos fácilmente por Conde. Pocas veces tuvo la pelota el conjunto de Diego López, que apostó a las salidas rápidas de contragolpe pero no pudo ejecutar. Recién pensó en atacar cuando estuvo en desventaja.

Después de muchos avisos, Zunino abrió la cuenta a los 3’ del complemento. Oliva buscó a Castro cabeceando un despeje de los carboneros, el Chori metió un buscapié desde la izquierda y ante la pasiva mirada de la retaguardia aurinegra Zunino tocó de derecha en solitario. A esa altura Dawson era la única explicación del 0-0, por lo que el 1-0 se ajustaba al trámite.

Sin embargo, Nacional cedió el dominio tras obtener la merecida ventaja y Peñarol lo aprovechó. A los 55’ entró Maxi Rodríguez por Giovanni González, dándole mayor claridad a su equipo, y sobre los 66’ avisó el Carbonero. Canobbio madrugó a Angeleri en una pelota dividida, quedó de cara con Conde y estrelló un zurdazo en el caño. En el rebote remató Cristian Rodríguez, pero en la línea despejó de cabeza Rolín, que fue gran figura hasta que se lesionó.

Ese remate en el caño fue lo último de Canobbio, que de inmediato fue reemplazado por Estoyanoff. Apenas seis minutos más tarde, a los 72’, cayó el 1-1. Carlos Rodríguez, en posición adelantada no advertida por el asistente Miguel Nievas, conectó un cabezazo en los dos caños en una jugada de pelota quieta, y apareció Formiliano habilitado para empujarla a la red.

Tras el empate de los carboneros estuvo más cerca de ganarlo el Bolso, que dispuso de la ocasión más clara del último cuarto de hora de los primeros 90 minutos. Luis Aguiar, que había sustituido al amonestado Oliva, sacó un derechazo desde la medialuna al capturar un rebote y el esférico salió a escasos centímetros del arco rival.

En la prórroga lo dio vuelta Peñarol, que luego supo sostener la ventaja ante un rival irresoluto y sin ideas. Un centro de Lucas Hernández para Gabriel Fernández terminó en claro empujón de Espino en el área y penal bien pitado por Fedorczuk que el Cebolla Rodríguez transformó en gol a los 6’ del alargue.

Posteriormente, si bien Nacional finalizó tirando centros sobre el área aurinegra, el conjunto de Diego López estuvo más cerca del 3-1 que del 2-2. De hecho, la única llegada clara de los albos en la última media hora de juego fue una mediavuelta de Bergessio que pasó cerca a los 121′.

Antes, de contragolpe aparecieron espacios que los delanteros manyas no pudieron aprovechar, pero poco le importó a su hinchada. Los manyas de todo el país celebraron un triunfo que fue el fiel reflejo del año; tras un mal arranque, el equipo lo dio vuelta y se lo llevó en el final.

Fuente: FútbolUy.

Acerca de Pablo Tedesco 1941 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.