Kevin Durant pone a los Warriors a un triunfo del título

Kevin Durant
Los 43 puntos de KD doblegaron la resistencia de unos buenos Cavaliers en un mal partido de Stephen Curry, que llegó a estar 1/14 en el tiro antes de aparecer para encarrilar el 3-0

Golden State es mucho Golden State. A pesar de uno de los peores partidos de Stephen Curry en mucho tiempo, el vigente campeón ha dado un paso que parece definitivo hacia la renovación de su título al imponerse a domicilio sobre los Cleveland Cavaliers (102-110) y colocar un 3-0 que no ha levantado nadie en toda la historia de las Finales NBA.

La pobre actuación de Curry, que en un momento ha llegado a estar con 1/14 en el tiro y 0/9 en triples, ha sido compensada por un extraordinario encuentro de Kevin Durant, autor de 43 puntos y el triple al final de posesión con el que los Warriors han sentenciado el partido en el último minuto. El triple-doble de LeBron James (33 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias) no ha bastado a unos Cavaliers que han jugado mejor que su rival durante muchos minutos pero que han ido perdiendo gas y han vuelto a difuminarse en los minutos finales.

Curry ha jugado un mal encuentro pero sería injusto no reconocerle parte del mérito en la victoria de los Warriors. Y es que el base ha aparecido en el momento justo, cuando cinco puntos seguidos suyos a menos de tres minutos del final le han dado la vuelta al marcador para adelantar definitivamente a su equipo (97-101). LeBron James ha respondido con un triple (100-101) pero Golden State no se ha arrugado. Andre Iguodala, que reaparecía tras estar de baja desde el 20 de mayo por una lesión de rodilla, ha culminado con un mate (100-103) una gran asistencia de Durant, que ha sentenciado en el siguiente ataque de su equipo. Tras un tiro fallado por Tristan Thompson, KD ha pedido el balón, ha agotado la posesión botando a ocho metros del aro y ha clavado el triple cuando expiraba el tiempo. El 100-106 que ha colocado en el marcador a 49 segundos del final ha sido un golpe demasiado duro para la moral de los Cavaliers.

El equipo de Cleveland, consciente de su delicada situación, había empezado el encuentro a todo trapo. Y sin contar con un protagonismo especial de James, que ha optado por involucrar a sus compañeros en esos primeros minutos. La jugada le salió bien a los Cavs, que de la mano de Kevin Love y J.R. Smith han cobrado muy pronto una ventaja de 12 puntos (16-4). La entrada en calor de Durant ha frenado el intento de escapada local, pero Cleveland ha seguido marcando la pauta a lo largo de toda la primera mitad apoyado en su claro dominio del rebote y un mejor juego colectivo. LeBron James aportaba como siempre pero no estaba solo, con Love y Smith muy acertados en ataque. Los Cavs han llegado a disponer de una máxima ventaja de 13 puntos (50-37) antes de que un par de genialidades de Durant estrecharan el marcador al descanso (58-52).



Un repaso a los números de la pausa permite entender cómo KD estaba aguantando a su equipo. El alero se fue al vestuario con 24 puntos, mientras el resto de sus compañeros sumaban entre todos 28. Su serie de tiro (7/10) contrastaba con la acumulada por el resto de los Warriors (11/31), en especial la de triples (3/4 contra 1/10). Y él solito llevaba tantos rebotes como el resto del equipo (8).

Visto lo visto, era poca renta para unos Cavaliers que habían sido bastante mejores que Golden State, lo que hacía presagiar que a la que los californianos se reencontraran a sí mismos el partido podía cambiar. Y así ha sido. Fieles a la tradición, los Warriors han jugado un gran tercer cuarto para darle la vuelta al marcador. Apoyado en un sorprendente JaVale McGee, autor de 8 de sus 10 puntos en estos minutos, Golden State ha tomado el mando para adelantarse por primera vez en el minuto 26 con dos tiros libres de Curry (61-63) y llegar por delante al último período (81-83).

Los Cavs no se han rendido y el último cuarto ha sido de infarto, con alternativas de dominio para unos y otros, siempre por menos de tres puntos. Hasta que Curry ha despertado de su letargo. Sus cinco puntos seguidos a menos de tres minutos (97-101) han dado a los Warriors el impulso final que necesitaban. LeBron ha dado un último aliento a los Cavs con su triple pero Golden State ya estaba en modo máquina y, de la mano de un Kevin Durant más líder que nunca, han resuelto para colocarse a las puertas de su tercer título NBA en los últimos cuatro años.

Fuente: Mundo Deportivo



Acerca de Pablo Tedesco 1246 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.