Irving y Horford mantienen intratables a los líderes Celtics

Boston acaba con la racha de los Pacers tras sobreponerse a una desventaja de 13 puntos. Sin Brown y Morris, los verdes se colocan con un 18-3 de balance.

Además de liderar la NBA con un 18-3 de balance y tras ganar 18 de sus 19 últimos partidos, los Celtics 2017-18 han hecho de las remontadas una forma de vida. Como recoge Sean Grande, son ya ocho los encuentros en los que esta temporada han llegado a ir perdiendo por 13 o más puntos. El último, esta misma madrugada en Indianápolis. Tras llegar a ir 13 abajo mediado el segundo cuarto (42-29), los de Stevens se apoyaron en un magnífico tercer periodo (16-37) para tomar la delantera, acabar con la racha de cinco victorias consecutivas de los Pacers (98-108) y colocarse con un muy favorable 6-2 en estos duelos en los que se vieron contra la espada y la pared.

Tras ganar sus respectivos compromisos la noche anterior, ambos equipos querían cerrar el back to back con las mejores sensaciones posibles. La pelota cayó del tejado de unos Celtics que se presentaron en el Bankers Life Fieldhouse sin dos de sus titulares y vistiendo de nuevo negro. Jaylen Brown no pudo llegar a tiempo del entierro de su amigo Trevin Steedy, mientras que Marcus Morris descansó para no sobrecargar la rodilla izquierda. Únicamente Jayson Tatum (11 puntos para el rookie anoche), Aron Baynes (el alemán Theis fue quien ocupó el puesto de pívot titular) y Terry Rozier (quien ha recuperado su mejor versión este fin de semana tras una semana y media algo difusa) son los únicos jugadores que han participado en todos los partidos que hasta el momento el equipo de Stevens lleva disputados.

Con un Lance Stephenson inspiradísimo (el elegido para reemplazar en el quinteto al tocado Oladipo convirtió 12 de sus 16 tantos en el acto inicial), los locales tomaron la iniciativa. Haciendo daño por dentro con la movilidad de la pareja Young-Sabonis amenazaron con romper al duelo, pero Kyrie Irving acudió al rescate. Los 15 tantos del base en la primera mitad (acabó con un 25+4+6 en su cuenta personal) resultaron clave para mantener a Boston con vida al descanso (54-45).

Tras la reanudación, los visitantes apretaron en defensa y pudieron correr. Y cuando jugaban en estático, un Horford brillante (21+5+6 y 3 tapones) dominaba el ataque castigando con su muñeca e inteligencia a la defensa de los Pacers. El dominicano encontró en Rozier a su mejor aliado y con 20 puntos de la dupla en el tercer periodo (4 más que Indiana al completo) asestaron un zarpazo que a la postre resultó definitivo.


Pese a la explosión final de Myles Turner (uno de los seis locales que anotaron al menos 11 puntos), Irving y Rozier supieron administrar la renta adquirida y apuntar un nuevo triunfo para los Celtics, que salen muy reforzados (4-1) de una serie de cinco partidos en los ocho últimos días. Ahora viene un periodo más tranquilo. Antes de jugar en San Antonio el 8 de diciembre, les esperan cinco encuentros seguidos en casa (Pistons, Sixers, Suns, Bucks y Mavericks).

Acerca de Pablo Tedesco 1309 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.

Be the first to comment

Leave a Reply