Hamilton gana con órdenes de equipo en Rusia

Russian GP
Lewis Hamilton alcanzó su victoria 70 en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Rusia, con un Sebastian Vettel que finalizó tercero.

Lewis Hamilton se enfila a su quinto campeonato del mundo de la Fórmula 1 luego de lograr su octava victoria de la temporada en el Gran Premio de Rusia, esto gracias a un juego de equipo en Mercedes, quienes sumaron un 1-2 con Valtteri Bottas en la segunda plaza de la carrera, relegando a Sebastian Vettel y su Ferrari hasta la tercera posición.

Hamilton se hizo con la victoria luego de dos momentos clave; primero la férrea defensa de la segunda posición ante Sebastian Vettel en la arrancada. El segundo se presentó cuando Bottas recibió la orden de cederle el paso al británico para no tener complicaciones de heredar el liderato una vez que Max Verstappen, Red Bull, entrara a los pits.

Por su parte, el mexicano Sergio Pérez, Force India, rescató el último punto de la carrera para llegar a 47 unidades en el campeonato.

La carrera
En el arranque, Bottas se despegó rápidamente del pelotón, mientras que detrás de él Lewis Hamilton tuvo una arrancada complicada llegando a ser amenazado por Sebastian Vettel. El de Ferrari no tuvo la potencia suficiente para adelantar al puntero del campeonato.

Detrás de ellos, un sorprendente Charles Leclerc llevó a su Sauber hasta el grupo de los cinco mejores, dejando detrás al Haas de Kevin Magnussen y a los Force India de Esteban Ocon y Sergio Pérez dentro de los primeros ocho.

Pero lo que sucedía adelante era poco espectacular ante la gran remontada de Max Verstappen y su Red Bull, quienes desde la parte trasera de la parrilla se colocaron en las cinco primeras posiciones en apenas los primeros ocho giros de carrera.

Verstappen apostó por el neumático blando, al igual que su compañero Daniel Ricciardo, esto luego de las sanciones del sábado por cambios en sus unidades de potencia. Su gran remontada lo llevó quinto sitio al final de la carrera.

Las paradas de los primeros 10 empezaron antes de llegar al giro 10 con los Haas demostrando rápidamente que el neumático hiperblando ofrecía una vida corta. A ellos le siguieron los Force India en los pits, siendo Sergio Pérez el último de los pilotos en dejar los ultrablandos por los blandos. Sin embargo, a su regreso a la pista, se encontraron por detrás de Ricciardo y Nico Hulkenberg, quienes arrancaron con los más duros disponibles y les facilitó colocarse en sexto y séptimo, con Leclerc, Magnussen, Ocon y Pérez ocupando del octavo al undécimo.

La detención de los líderes trajo un poco de drama en la competencia. Bottas fue el primero en ingresar dejando el ultrablando por el blando. Sebastian Vettel le siguió con la misma estrategia y Lewis Hamilton fue el último de ellos.

El británico quedó por detrás del de Ferrari a su salida, pero rápidamente adelantó al alemán para quedar por detrás de Valtteri.

Max Verstappen se colocó como líder aprovechando la larga vida que ofrecía su compuesto suave, aunque sin lograr una diferencia mayor sobre Bottas y Hamilton de tres segundos, lo que comprometió sus posibilidades de conservar el primer sitio cuando cumpliera con su parada.

Hamilton se apuntó al liderato en la vuelta 25 cuando Bottas le cedió el paso en la curva 13 por órdenes directas de Mercedes, esto para facilitar su ascenso a la cima cuando Verstappen perdería el primer puesto ante su inminente detención.

Pero la marca alemana no fue la única en recurrir a mensajes directos desde el box. Force India permitió que Sergio Pérez adelantara a Esteban Ocon por el décimo sitio luego de que consideraron que el francés no tenía el ritmo para perseguir a Kevin Magnussen, noveno de la carrera en ese momento.

El piloto mexicano tampoco tuvo la velocidad para atacar al danés de Haas. Force India esperó hasta el ingreso a pits de Hulkenberg para ordenarle a Pérez regresarle la posición a Ocon, lo que dejó al originario de Jalisco en la décima posición y al francés en el noveno.

La anunciada detención de Verstappen se prolongó demasiado, permitiendo que Hamilton se acercara al holandés en las últimas 12 vueltas de la carrera. En ese momento, el integrante de Red Bull Racing avisó por la radio a su equipo que los neumáticos no tenían más vida.

Para la mala suerte de Verstappen, la diferencia entre él y los cinco primeros era menor a 10 segundos, lo que lo sentenció a la quinta posición cuando ingresó a los pits en la vuelta 44, quedando por delante de Daniel Ricciardo.

Red Bull Racing le montó neumáticos hiperblandos a Max para la parte final de la carrera, en un intento por recuperar el cuarto sitio ante Kimi Raikkonen, quien tenía una ventaja de 14 segundos.

Los giros finales se convirtieron en un intento desesperado de Vettel por alcanzar a Bottas, pero que tenía un significado especial, el de un campeonato que se alejaba ante la pérdida de más puntos ante un Hamilton que comienza a alinear las estrellas para de nuevo hacerse monarca.

Fuente: MotorSport

Acerca de Pablo Tedesco 1951 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.