Esperando al mejor Griezmann

Griezmann

Una vez tomada su decisión de quedarse en el Atlético, documental mediante, a Griezmann le tocaba pensar solo en el Mundial de Rusia, esa cita que él mismo se había marcado en rojo en su calendario personal. Antoine estaba llamado a ser el líder de Francia, a guiar a su equipo partido tras partido y a echarse el equipo a la espalda. Sin embargo, la selección gala sigue esperando al mejor Grizi, a su mejor versión.

En esta fase de grupos el 7 rojiblanco y de la selección francesa no ha sido el jugador más destacado de su combinado. De hecho, Deschamps ha optado por sustituirle en los tres duelos que el plantel bleu ha disputado hasta el momento.

Grizi jugó 70 minutos del debut mundialista ante Australia, momento en el que su seleccionador decidió sentarle cuando el empate a uno brillaba en el luminoso. Ante Perú jugó hasta el 80′, dejando su sitio a Fekir. Y el último choque de la fase de grupos, ante Dinamarca, estuvo 69 minutos sobre el verde.

Eso sí, el primer tanto de Francia tuvo que llegar de sus botas. Cierto es que lo firmó desde el punto de penalti, pero ahí cogió el balón y la responsabilidad el 7 para mandar a las redes el esférico. Su tanto lo igualó Jedinak y con el 1-1 fue cuando Deschamps le sentó. Francia consiguió volver a ponerse por delante gracias a un tanto de Behich en propia puerta.


Sin suerte de cara a puerta

La suerte tampoco está acompañando a Grizi en cuanto a la cantidad y calidad de sus remates. Ha disparado apenas nueve veces, de las cuales seis han ido a puerta… y solo uno, el que disparó desde los once metros, terminó en las mallas del meta rival. En cuanto a su porcentaje de acierto en cuanto a los pases se queda rozando el 70%, toda vez que de los 92 que ha intentado acertó 64.

Francia quiere al mejor Griezmann y quiere dar lo mejor de sí a Francia, como lo ha hecho toda la temporada en el Atlético. Sus nueve recuperaciones en los tres partidos no parecen suficientes tampoco en materia defensiva… mientras que otro dato asoma entre sus guarismos: ha tocado 129 veces el balón.

Llegan los octavos y la nueva oportunidad de Griezmann para demostrar su mejor versión, esa que le ha hecho ser líder del Atlético y también de Francia. Pasada la fase de grupos, al galo le toca mirar hacia delante. Y delante están todos unos octavos de un Mundial.

Fuente: Marca



Acerca de Pablo Tedesco 1796 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.