Empate de un Atlético con la cabeza puesta en el Emirates

José María Giménez
Loren y Giménez intentar cabecear por alto el balón

Se le está haciendo larga la temporada al Atlético de Madrid. El equipo colchonero empató en el Wanda Metropolitano ante un Real Betis que a los puntos se podría haber llevado precisamente los puntos.

El equipo de Simeone, con la cabeza puesta en Londres, planteó batalla hasta donde el físico y los cambios le dejaron. Días después del meneo que se llevó el equipo en San Sebastián, a estas alturas una cosa parece calara, al equipo rojiblanco sólo le queda gasolina para pensar en la Europa League y veremos si es capaz de mantener la segunda plaza.

Simeone se dejó en el banquillo a tres pilares del once inicial, uno por cada una de las líneas sin contar con la del portero. Estaba claro el mensaje. Lo importante sí, es el duelo de Europa League ante el Arsenal, para qué engañarse. Y también, claro, aguantar la segunda plaza. Ni Godín, ni Koke, ni Griezmann de inicio, pensando en el Emirates, en la cita del próximo jueves. El equipo rojiblanco hizo ya los deberes en LaLiga hace un par de jornadas, clasificarse matemáticamente para la próxima Champions. Lo del título de Liga es ya un imposible. Lo del segundo lugar, una alegría adicional. Pero lo de la Europa League es el colofón, el premio a la temporada.

Los del Cholo sufrieron para ganar al Betis en Sevilla, un 0-1 con mucho trabajo defensivo para mantenerlo. De aquel partido, poco o nada queda en este cuadro andaluz. En la previa, Setién estaba en el alambre y el equipo en el disparadero de los aficionados. En esta visita al Wanda Metropolitano, el equipo verdiblanco con medio billete europeo bajo el brazo, y una racha de cinco partidos seguidos ganados, con 13 goles a favor y uno solo en contra.

El equipo andaluz llegó con el descaro y el fútbol ofensivo por banderas. Y así se presentó en el nuevo estadio rojiblanco, con un primer cuarto de partido en el que la posesión fue visitante. Un Atlético atrincheradísimo -por momentos parecía una densa de cinco- en el que cuando robaba tenía un océano por delante para nadar hasta la portería rival. T orres y Correa, con la colaboración de Vitolo y ocasionalmente de Saúl se encontraban en un entramado de camisetas verdes que le costaba descifrar. Pero en alguna lo consiguió, como a los 25 minutos en la más clara. Un centro de Juanfran al corazón del área en el que Torres se quitó a Bartra con un sutil y elegante toque, se plantó ante Dani Giménez al que superó con un picadito espectacular. Mandi tuvo que sacar de la línea cuando todos cantaban ya el 1-0.

En el otro lado, la capacidad de superar rivales de Boudebouz, la velocidad de Tello o las acciones de Fabián sobre todo transmitían sensación de peligro pero faltaba ese pase final, esa situación clara para sentir que el peso del partido y de la posesión se transformaba en ocasiones reales.

Setién tuvo que solventar el primer contratiempo serio pasada la media hora con la lesión del meta Dani Giménez en una salida a despejar un balón dividido con Saúl. Entraba Pedro López, el arquero del filial del Betis.

La primera mitad dejó ritmo al inicio pero decreció conforme se acercaba el interludio. Con todo, el Atlético se fue al descanso con el miedo en el cuerpo con dos ocasiones finales, un disparo de Boudebouz pero sobre todo con una ocasión de Javi García, que se plantó solo ante Oblak y la echó fuera.




SEGUNDA MITAD

Arrancó el Atlético con más intensidad la segunda mitad, sabedor de que repetir los primeros 45 minutos le separaban abismalmente de la victoria. Tres minutos tardó en rondar el gol. Una combinación al primer toque acabó con un centro de Correa al corazón del área donde Vitolo no logró rematar ortodoxamente. Intentó dar con el empeine un chut que era con el interior de todas, todas. Conclusión orientó mal un disparo que en otras condiciones habría sido gol o gol.

No tardó el Betis en volver a poner su propuesta sobre la mesa en este interesante duelo de estilos. Si no marcó fue porque Javi García la pegó al aire cuando un centro de Boudebouz le volvió a dejar solo cerca del área pequeña.

El Cholo metió a Griezmann y Koke, por unos discretos Correa y Vitolo. Además, se lesionó Juanfran con lo que tuvo que entrar Vrsaljko.

Rozaba el Betis el gol, con sendos disparos de un Tello que hizo casi lo que quiso ante la defensa rojiblanca. Especialmente el disparo del 68 se fue rozando el palo.

Respondió Saúl con un disparo desde la frontal que casi destroza el larguero. La mejor de los rojiblancos en el segundo tiempo.

Momentos complicados para el Atlético de Madrid en los que Oblak volvió a sacara una mano milagrosa a un disparo de Fabián.

Fuente: Mundo Deportivo



Acerca de Pablo Tedesco 1159 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.