El mejor Atleti ‘vuelve’ para someter al Dortmund

Griezmann
Sobresaliente partido del conjunto rojiblanco, que derrota al Borussia con goles de Saúl y Griezmann.

El Atlético de Madrid volvió a ser el Atlético de Madrid, y arrolló al Borussia en el Metropolitano. El resultado ‘sólo’ fue de 2-0, pero debió ser más amplio. Y cuando más en contra tenía todo. Con dudas por los resultados. Y el juego. Con bajas capitales. Ante el líder de la Bundesliga, invicto en lo que va de temporada, que hace 15 días le había metido cuatro. El Atlético fue un equipo, con todos sus jugadores a gran nivel. Salió decidido a comerse al Dortmund. Y lo logró. Desde el minuto 1. Con un Metropolitano que recordó al Calderón. Una de las grandes noches que necesita este estadio. Y que necesitaba este equipo para reencontrarse. Juanfran, Saúl, Griezmann, Thomas, Correa, Rodrigo… Todos brillaron. Y a Oblak ni se le vio.

“El Atlético será más intenso y agresivo que en Dortmund”. Lo dijo Bürki, portero del Borussia, en la previa del encuentro. Y no se equivocó lo más mínimo. Porque el conjunto rojiblanco, dolido por lo del Signal Iduna Park de hace dos semanas, salió herido en el orgullo, espoleado, mordiendo desde el pitido inicial. El Atleti que todos quieren ver. El que tanto se ha echado de menos esta temporada. Ni las cinco importantes bajas que tenía Simeone (Godín, Koke, Costa, Lemar y Savic, que se dice pronto), frenaron el ímpetu del equipo colchonero, dispuesto a vengar la afrenta de hace 15 días.

La primera parte fue un recital del Atlético. La única pega, es que el marcador sólo era de 1-0 al término de esos primeros 45 minutos. El resto, sobresaliente. Desde la presión alta a las ocasiones (más que en el último mes junto), pasando por la agresividad, la intensidad en los balones divididos, y la decisión para mirar la portería contraria.

Sin mucho toque, con fútbol vertical y no horizontal, con un Correa que se movía bien entre líneas, más alejado de la banda, y con un Saúl que al fin era Saúl, en la misma posición de inicio en la que brilló en Dortmund tras el descanso, antes de que Simeone decidiera sustituirle. Rodrigo y Thomas daban fluidez al juego en el doble pivote, Kalinic se peleaba y ganaba balones y Griezmann, con el brazalete, se movía con criterio y aportaba.

¿El Dortmund? Nada. No podía. El Atlético no le dejaba, con un Juanfran inmenso y un Filipe que se parecía al que fue. Ambos, con llegadas constantes por los carriles. Saúl, que apareció en otra gran cita, adelantó al Atlético en el minuto 34. Correa inició la jugada, abrió para Filipe, que la puso atrás, y el argentino la dejó pasar para que Saúl rematara. Al fin llegaba el gol, porque antes, Correa había tenido tres oportunidades. Saúl otra. Y porque después, el Atleti fue un vendaval a que sólo frenó el pitido de Orsato. Filipe, Griezmann, o Thomas, con un disparo desde la frontal que rozó el larguero, pudieron poner tierra de por medio. Y hubo un penalti a Saúl que el árbitro no consideró como tal. Pero llegó el descanso. Oxígeno para el Borussia, que tenía la posesión, El fútbol era de los de Simeone.

El tiempo de asueto dejó una mala noticia. Giménez se resintió de sus molestias. Tercer central lesionado y el canterano Montero, al campo. Comenzó el Dortmund con el balón, con el Atleti dejando hacer, pero mordiendo cuando debía. La primera ocasión fue para Rodrigo, que se animó con un disparo desde fuera del área tras una buena jugada (otra) del cuadro colchonero. Apretaban algo los alemanes, pero los colchoneros seguían cómodos. La duda era saber si aguantaría ese físico hasta el final, aunque el Dortmund tampoco iba a tener los espacios de la ida.

Movió ficha Favre. Metió a Guerreiro, que castigó al Atleti en la ida, retirando a Pulisic. También Simeone, que dio entrada a Gelson en lugar de un buen Kalinic, sacrificado en beneficio del equipo. Justo antes, Correa tuvo el segundo tras la enésima recuperación de Juanfran. Se equivocó en el mano a mano, pero también por no buscar el pase atrás. Recuperaba las sensaciones de la primera mitad el Atlético, pero el que rozó el gol fue el Dortmund. Un resbalón de Montero dejó a Alcácer solo para ponerla en el área, pero Guerreiro, de cabeza y con todo a favor, la mandó arriba. Primera oportunidad de los alemanes. Minuto 65.

Se volcaban los alemanes. Y los espacios, a diferencia de Alemania, eran para el Atleti. Y a la primera que tuvo, el equipo de Simeone la aprovechó. Contra de manual, como las del Dortmund hace dos semanas. Pase en profundidad de Gelson para Thomas, que de primeras, habilitó a Griezmann en un pase de mucho mérito. El francés aguantó la embestida de Achraf y batió por bajo a Burki. Lo celebró besándose el escudo. Partido sentenciado. Éxtasis en el Metropolitano, que al fin veía a su Atleti.

Fuente: Mundo Deportivo

Acerca de Pablo Tedesco 1852 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.